header image
INICIO arrow ACTUALIDAD arrow El encierro de San Fermín, listo para debutar en la Feria Nacional de Zacatecas
PDF Print E-mail

El encierro de San Fermín, listo para debutar en la Feria Nacional de Zacatecas

22 de agosto de 2013/Adiel Armando Bolio

sanferminUna de las ferias de mayor importancia en el país está por venir en septiembre, la de Zacatecas, después de que en agosto prácticamente se realizaron con éxito ya las más relevantes, como la de Huamantla, Tlaxcala; Teziutlán, Puebla y que este domingo llega a su fin la de San Luis Potosí.

Sin embargo, más allá de la integración de los carteles que hizo la empresa “Zacatecas, Tierra de Toros” en las siete corridas de toros, una de ellas para rejones dedicada al gobernador del estado, la novillada y un festival de escuelas taurinas con el que se inaugurará la Escuela Taurina de Arte y Cultura de Zacatecas, llama la atención que en la segunda función mayor, el sábado 14 de septiembre, habrá de hacer su debut la renovada ganadería de Armillita Hermanos, ahora con el nombre de San Fermín, luciendo el mismo hierro y la misma divisa en rojo y oro, propiedad de los diestros retirados Fermín y Miguel Espinosa Menéndez, pero ahora vecinos del municipio zacatecano de San Pedro Piedra Gorda.

Este encierro debutante sanferminero para el serial de Zacatecas, en su bello coso Monumental de cantera rosa, está prácticamente reseñado y listo para que sea lidiado, con 500 kilos de promedio de hecho, en la fecha pactada por los espadas, el madrileño Sergio Aguilar, el potosino Fermín Rivera y el tlaxcalteca Sergio Flores.

Pero ¿cómo está conformado este hato de San Fermín? Bueno pues se trata de seis ejemplares que tienen sangre de las dehesas de Santa Bárbara, San Isidro y de los Herederos de Teófilo Gómez, siendo sus números y pintas las siguientes:

Se trata del burel marcado con el número 124, de pelaje cárdeno claro y nevado; el 155, berrendo en negro, aparejado y todos los demás astados son negros bragados; el 126, 120, 110 y el herrado con el número 123, mismos que andan ya en 500 kilos de peso, por lo que se presume que en su momento no pierdan mucho peso en su traslado a los corrales del Monumental coso de Zacatecas. ¡Suerte ganaderos!